Safari fotográfico: un viaje único



Los amantes de la fotografía, aquellos que buscan la imagen como el mejor recuerdo de sus viajes, tienen en el safari fotográfico un viaje obligatorio.

Hay pocos momentos o lugares mejores que ir con una cámara que un safari fotográfico. Captar los momentos de los animales salvajes en su hábitat es una experiencia realmente única. Animales corriendo, cazando, amamantando, durmiendo… son fotografías difíciles de repetir y de conseguir.

Los safaris fotográficos pretenden ayudar al visitante a encontrar los mejores enfoques para conseguir imágenes sublimes.

Safari fotográfico: fotografías únicas



Una de los mejores recuerdos que te llevarás en un safari fotográfico que nadie tendrá la misma foto que tú. Seguramente si vas a visitar la torre de Pisa, en Italia, haya muchas imágenes similares, sino iguales, a la que te hagas. Como este, muchos lugares míticos que conocer en el mundo y que “piden” hacerse esa foto que todo el mundo que lo ha visitado tiene. Pero un safari fotográfico es la oportunidad de tener fotografías realmente irrepetibles. Y es que un safari es un viaje impredecible, en el que no se puede preparar nada. Si un animal quiere cazar, lo va a hacer. Si quiere comer, comerá. Por eso, no habrá dos fotografías iguales. Dependerá de la situación que vivas en ese momento, de lo que ese león o ese elefante que tienes delante decidan hacer. Es por ello que los safaris fotográficos consiguen inmortalizar momentos que nadie más tendrá.

Pero además, un safari fotográfico es algo más que buscar imágenes de animales. Es cierto que son las más exclusivas y especiales, pero hay otras que pueden superarlas en belleza, por ejemplo. Estamos hablando de los paisajes. Se dice que los atardeceres que se pueden ver en un safari en África son los más bonitos del mundo. Tanzania y Kenia con el Kilimanjaro y esos colores desde rojizos, pasando por naranjas y llegando a amarillos… pueden ser también una de las imágenes más bobitas que te llevarás de un safari dedicado a la fotografía.

Para conseguir las mejores fotografías en un safari, lo ideal es que lo contrates con empresas como la nuestra. Los guías que te acompañarán durante el safari se encargarán de mostrarte los mejores sitios para hacer fotos o la hora ideal para poder ver determinados animales. Están acostumbrados a realizar este tipo de viajes y te ayudarán a encontrar la fotografía perfecta. Te podrán dar datos sobre las mejores horas para el amanecer o el atardecer, enfoques, etc. Además, toma nota de los siguientes consejos para un viaje de safari perfecto.

Recomendaciones para un safari fotográfico:



 
  • Por supuesto, lleva todo lo necesario para captar imágenes. Trípode, objetivos, etc. y, cuanto más silenciosos, mejor. Esto facilitará que hagas fotos más reales y auténticas.

  • Lleva varias baterías por si en medio de una sesión se agota, para no perder la oportunidad de fotografiar algo único. Recuerda que lo que veas en ese momento puede no volver a repetirse.

  • Utiliza el modo ráfaga para después escoger la/s mejor/es imágenes. En un movimiento de un animal puedes rescatar varias posiciones interesantes, y, con este método, es más sencillo.

  • Avisa siempre al guía del tipo de fotografías que te gustaría hacer. Esto le facilitará llevarte a los mejores lugares y a ti a conseguir esas imágenes que tanto deseas.

  • Por supuesto, la paciencia y el respeto deben ser máximas en un safari fotográfico. Respeto por los animales, porque están en su hábitat y somos los humanos los que vamos a verles. Y paciencia porque, de lo contrario, es probable que no consigas las fotos únicas que comentábamos.

  • El silencio es otra de las máximas en un safari fotográfico. Es la única manera de no perturbar a los animales y dejar que actúen con naturalidad.

  • Gorro y crema solar. Primero por protección ante mucho tiempo expuesto, y también para facilitar el avistamiento.

  • Abre tu mente y piensa más allá de los animales más típicos. Un safari fotográfico te brinda la oportunidad de hacer fotografías más extraordinarias, de animales realmente originales. Además de los conocidos como Big Five (leones, elefantes, hipopótamos, leopardos y búfalos) hay más de 150 especies, solo de mamíferos.

  • Disfruta al máximo de una experiencia inolvidable.

Abrir chat